Subió los datos de su primera entrega, alcanzando una cuota de pantalla de 12,2% y 1.877.000 espectadores.