Luis participó hablando de Cervantes, dentro de la ruta del Madrid de los literatos.

La ruta empezó en el Monasterio de la Encarnación donde se encuentra la estatua dedicada al enamoradizo Lope de Vega, y terminó en el emblemático Teatro Español.

 

En su paseo literario hicieron parada en otro ilustre, Miguel de Cervantes Saavedra que no solo era manco, como ya sabemos por su mote, sino que también era tartamudo.

Luis Larrodera les habló también de Cervantes en el Convento de las Trinitarias, donde permanecen enterrados los restos del escritor más universal de todos los tiempos.

Ver más: El Madrid de los literatos