Luis Larrodera fue el encargado de izar la bandera azul en la zona de costa de L’Alfàs del Pi.

Desde hace algunos años, es tradición que alguno de los actores o protagonistas del certamen sean los encargados de izar la Bandera Azul que cada año se concede a las mejores playas del país.

Bandera azul alfas (1) (Copiar)

 

 

 

 

 

 

 

 

Este año, el encargado de este cometido este verano ha sido el actor y presentador del acto inaugural del festival, Luis Larrodera. La playa del Racó de l’Albir ha sido el lugar desde donde se ha colocado la bandera, símbolo europeo de calidad, y donde el presentador ha desplegado el estandarte junto al alcalde de L’Alfàs, Vicente Arques, el director del Festival, Javier Pascual, y el concejal de servicios técnicos, Oscar Pérez.

La Bandera Azul es un galardón anual y un sistema de certificación de la calidad ambiental desarrollado por la FEE desde 1987 quep romueve y premia la participación en iniciativas ambientales voluntarias de las autoridades municipales, la población local y visitante y los agentes del sector del turismo. Los criterios para obtener la Bandera Azul se agrupan en cuatro áreas: calidad de las aguas de baño, información y educación ambiental, gestión ambiental y seguridad, servicios e instalaciones.

Bandera azul alfas (2) (Copiar)

 

 

 

 

 

 

 

 

Además, l’Alfàs del Pi ha ratificado su inclusión en la exclusiva red de Senderos Azules y Centros Azules, convirtiéndose en uno de los dos municipios de la provincia que han obtenido los tres codiciados distintivos de calidad medioambiental. “Los Senderos Azules son itinerarios y elementos paisajísticos que enlazan playas o puertos con Bandera Azul y contribuyen positivamente al uso sostenible del litoral”, explicó Pérez.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad y del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, persigue, como principal objetivo, promover el desarrollo sostenible de las zonas litorales y conformar una amplia red de senderos educativos que creen un sólido nexo de unión entre municipios vecinos, reforzando la cooperación y no la competencia entre ellos.

Pero además l’Alfàs del Pi ha renovado la certificación de Centro Azul porque cuenta con el primer faro cultural abierto al público, el Centro de Interpretación Faro de l’Albir, como elemento de promoción de la educación ambiental, patrimonial, cultural y el desarrollo sostenible. Son tres certificados de calidad medioambiental que posicionan al municipio entre los destinos turísticos más respetuosos con el medio ambiente, su conservación y su difusión.

 

Fuente de la noticia: lamarinaplaza.com