Luis Larrodera ha sido el encargado de conducir el acto de presentación de este homenaje, que se celebrará entre los días 20 y 25 de noviembre.

La Fundación SGAE rendirá homenaje a Narciso Ibáñez Serrador entre los próximos días 20 y 24 en madrid con una exposición dedicada a su vida y trayectoria profesional, proyecciones de sus filmes y programas televisivos, y con la lectura dramatizada de sus obras de teatro y varios coloquios.

Fallecido en junio pasado, pocos meses después de haber recibido el Goya de Honor de la Academia de Cine, Ibáñez Serrador ha sido recordado este jueves como un pionero y «un genio universal» en la presentación de este homenaje en la sede de la SGAE en Madrid.

La rueda de prensa, presentada por Luis Larrodera y encabezada por la presidenta de la SGAE Pilar Jurado, y por Alejandro Ibáñez, hijo del creador del «Un, dos, tres», ha adoptado el formato del famoso concurso televisivo, con decorados y la calabaza Ruperta incluida, y ha contado con la asistencia de otros miembros de su familia televisiva como Mayra Gómez Kemp, Bigote Arrocet, Lydia Bosch o Consuelo Berlanga.

La exposición «Historias para no olvidar», con materiales personales y de trabajo de «Chicho», ha sido comisariada por el que fuera su biógrafo, Carlos Urrutia, y podrá ser visitada desde el día 20 hasta el 8 de enero de 2020 en la sala Berlanga de Madrid, que acogerá en la primera jornada un coloquio sobre el «Un, dos, tres» en el que participarán Fedra Lorente y Raúl Sénder.

El jueves 21, en la misma sede, habrá lecturas dramatizadas de sus obras teatrales «Obsesión» (a cargo de Alberto Closas) y «Muerte bajo el sol» (por Víctor Clavijo y Mario Martín).

Entre el viernes y el domingo se proyectarán además sus películas «La residencia» (1969), «El hombre que vendió su risa» (1962) y «¿Quién puede matar a un niño» (1976), con sus correspondientes coloquios.

Por otra parte, el Instituto Cervantes acogerá el día 25, en colaboración con RTVE, una proyección especial del mítico «Un, dos, tres» y el documental «Imprescindibles: Chicho Ibáñez Serrador ‘Historias para recordar'».

Su hija, Pepa Ibáñez, ha expresado su confianza en que las personas que participen en este homenaje se «empapen» de la «generosidad» y la vitalidad de su padre. «Era estricto y exigente pero quería mucho a su gente, les ayudaba y les empoderaba», ha señalado.