Será el próximo 3 de junio en la Sala Berlanga (Madrid), con entrada libre hasta completar aforo, y ofrecerá un total de 17 textos de dramaturgia contemporánea española.

El próximo viernes, 3 de junio tendrá lugar la XXI edición del Maratón de Monólogos de la Asociación de Autores de Teatro (AAT) en la Sala Berlanga (C/Andrés Mellado, 53).

La iniciativa coorganizada por la AAT y la Fundación SGAE y con la colaboración de RESAD, tiene como objetivo difundir la obra de los dramaturgos españoles contemporáneos y potenciar la relación entre la creación dramática y la sociedad.

Un total de 17 textos del género del drama y la comedia se sucederán desde las 19.00 horas. Arrancará la XXI edición, Lady Day, de Laura Rubio, dirigido por Carolina África e interpretado por Astrid Jones. Le sucederán Madera, de Miguel Ángel Mañas, dirigido por Pilar Massa e interpretado por Ana Cañas; Corredores, de Julio Fernández Peláez, con Denis Rafter y Ruth Gabriel; Navajas, de Manuel Veiga, con Carolina África y Jorge Roelas; ¿Y tú dónde vives?, de Luis Fernando de Julián, con Juana Escabias y Laura Cepeda; y Me gusta todo de ti, menos tú, de Juan García Larrondo, con Guillermo Heras y Beatriz Bergamín.

A partir de las 20.00 horas, será el turno de LMP (Leopoldo María Panero, cuarenta años de desencanto), de Luis Agius, bajo la dirección de Pilar Massa y la interpretación de Rafael Ponce; Perséfone fuma, de Elena Belmonte, con Juana Escabias y Ángeles Martín; La broma, de Miguel Ángel Ortega, con Denis Rafter y Rosita Nicolet; Del color del caramelo tiene mi virgen la cara, de Miguel Murillo, con Guillermo Heras y Alberto López; La última fiesta, de Yolanda Dorado, con Juana Escabias y María José Goyanes; y Se malogró la película, de Stella Manaut, con Pilar Massa y Karina Garantivá.

Finalmente, Sí, de Asier Andueza, que dirigirá el propio autor e interpretará Andrés Requejo; Madre no hay más que una, de Pedro Catalán García, con Denis Rafter y Ana Marzoa; La gitana del romero, de Olga Mínguez, con Guillermo Heras y Beatriz Argüello; Diazepam, de Paula Llorens, bajo la dirección de la dramaturga e interpretada por Isabel Dugo; y Puenting, de Simón Delgado, una lectura que dirigirá él mismo e interpretada por Javier Afanador, cerrarán la XXI edición del Maratón de Monólogos de la AAT.

Luis Larrodera se encargará de la presentación y de la lectura de las acotaciones.

ACERCA DE LAS OBRAS

Lady Day, de Laura Rubio

Billie Holiday es negra, fue pobre y prostituta. Billie Holiday es una drogadicta y una de las mejores intérpretes de jazz de la historia. Cuando la entrevistan en el tugurio donde canta, Billie confía en que al periodista le interesen sus palabras.

Madera, de Miguel Ángel Mañas

Ella recuerda. Los recuerdos la transforman. Le obligan a tomar una decisión. Ella recuerda. Y necesita purificar el dolor. Es un montón de astillas preparadas para arder. Es Madera.

Corredores, de Julio Fernández

Una mujer a mitad de viaje, frente a una frontera cerrada, habla con un periodista y se deja fotografiar. Su esperanza no consiste en llegar a ningún lugar sino en recibir la noticia de que sus hijos se encuentren a salvo.

Navajas, de Manuel Veiga

Una navaja es la protagonista de la historia. El hombre que la empuña vivió siempre en el filo. Se crió entre cuchillas.

¿Y tú dónde vives?, de Luis Fernando de Julián

Un joven topo de ciudad se detiene ante Beatriz, mujer sin techo, para tomar fotografías de su modo de vida. Ella le muestra mucho más de lo que su cámara puede capturar; le muestra un rincón de humanidad ante el que la gente no se detiene a medir el balance de blancos.

Me gusta todo de ti, menos tú, de Juan García Larrondo

Esta es la historia de Penélope_45 que busca a Ulises_48, o viceversa. Se cruzan y, sin embargo, no se ven. Es una historia de cítricos que buscan a su media naranja en un huerto lleno de naranjos sin encontrar nunca su mitad. O viceversa. Un mundo virtual repleto de aplicaciones de contactos dónde elegir a la pareja ideal desde el teléfono o el sofá y que, paradójicamente, también es un bazar del amor atestado de individuos que se compran y se venden sin mirarse de verdad. O justamente lo contrario: Quizás sea una historia de personas que se gustan demasiado a sí mismas y no se gusten al descubrirse reflejadas en la soledad de los demás. Y viceversa.

LMP (Leopoldo María Panero, cuarenta años de desencanto), de Luis Agius

El poeta Leopoldo María Panero, uno de los más controvertidos poetas españoles contemporáneos, aparece en escena, en un lugar desconocido, donde reina una absoluta soledad. ¿Se trata del Infierno, del Paraíso o de un extraño Limbo? En todo caso, parece un escenario idóneo para rememorar la  tormentosa vida de los Panero, saga de poetas, magistral y ácidamente retratada por Jaime Chávarri hace 40 años en la película “El Desencanto” (1976).

Perséfone fuma, de Elena Belmonte

Eternamente dividida entre su esposo y su madre, incapaz de dejar de fumar, Perséfone, se desahoga en un bar, con un extraño.

La broma, de Miguel Ángel Ortega

Una mujer, ya anciana, recuerda que una foto suya fue la imagen de una revista nazi de la bebé aria perfecta… pero la bebé era judía y la broma del fotógrafo, que dejaría en ridículo la ideología racista nazi, pudo haberle costado la vida.

Del color del caramelo tiene mi virgen la cara, de Miguel Murillo Gómez

¿Lloran los toros ante la suerte suprema? ¿Tienen alma los toreros?

La última fiesta, de Yolanda Dorado

Nina y Henry, dos músicos muy conocidos de los años 70, deciden dar una última fiesta para todos sus amigos. Una fiesta con sorpresa final, porque la vida para ellos era un verano y se acabó.

Se malogró la película, de Stella Manaut  La explotación de la mujer no tiene fronteras. Chulo que vende el cuerpo de una niña, pura inocencia, en su Colombia natal. Viaja con ella a Madrid y  cuando prematuramente envejece, la abandona a su suerte.

, de Asier Andueza

¿Puede una afirmación sonar negativa? Sí. ¿Se pueden arreglar los corazones rotos? Sí. Sólo dos letras y una tilde. Monólogo para un hombre que ya no se ve tan joven si se mira en el espejo.

Madre no hay más que una, de Pedro Catalán

Caricatura teatral

La madre, ya octogenaria, regaña a su hijo, de cincuenta años, que se ha separado y regresa al hogar paterno, pero no encuentra el momento de volver a independizarse.

La gitana del romero, de Olga Mínguez Pastor

Si alguna vez visitan Córdoba y una gitana les coloca una ramita de romero en la mano, sepan que están condenados a escuchar sus augurios. ¿Por qué yo no le hice caso?

Diazepam, de Paula Llorens

Desde hace unos meses, Sandra tiene demasiado tiempo libre. La espera ha empezado a desesperarla. Pero ha encontrado una nueva y barata forma de hacer terapia.

Puenting, de Simón Delgado

Una persona “sin hogar” es entrevistado por una periodista de un diario local. Él le cuenta sus vicisitudes, itinerarios y obsesiones de la vida en la calle; una de esas obsesiones es la de tirarse desde un puente.

Fuente: AAT