Lo hizo ayer, sábado, en el Teatro Cervantes de la localidad riojana, donde tuvo lugar la entrega de los premios de su 21 edición

Luis Larrodera volvía al Octubre Corto, dos años después de su primera vez, para repetir como presentador de su gala de clausura. Y lo hizo consiguiendo, según el público asistente, que la gala fuera «ágil en su desarrollo y muy, muy divertida«. En ella quedo claro el marcado carácter social del palmarés que del 21 Festival de Cine Octubre Corto de Arnedo.

El «perfecto y bello ejercicio cinematográfico» de sus 19 minutos rodados en plano secuencia, con un «trabajo magistral» de los dos actores que dan vida a una crisis de pareja en ‘What is love’ son los argumentos por los que el jurado otorgó el premio al mejor corto, dotado con 2.000 euros, a la cinta dirigida por Paco Caballero, que suma también una calificación para los Goya.

Por su parte, el público del Octubre Corto entregó su premio a ‘Maras’, sobre la violencia que entrañan estas bandas en Centro América.

Destacando el jurado el gran nivel de la animación, el jurado premió a ‘Muedras’ por su vital viaje a través del ciclo de la vida. En una edición en la que tres de los cuatro participantes del género se llevan premio, el corto al mejor documental fue ex aequo para ‘Bayandalai. El señor de la taiga’, un viaje entre Las Palmas y Uruguay, y ‘Kafenio Kastello’, sobre la crisis griega.

En los personales, el fino trabajo de ‘Suc de síndria’ llevó a merecer los premios a su joven directora, Irene Moray, y a Irene Moray como mejor actriz -la cinta también mereció el premio Joven IRJ-. «Consigue una libertad ante la cámara difícil de lograr en una trama sobre violación», aplaudió su colega Sonia Almarcha, integrante del jurado. Mientras que el mejor actor fue también para el joven Mohammed Issa por mostrar con sutileza en ‘Tariq’ los efectos de la huida del Isis, el premio al mejor guión fue para Marta M. Mata por la «magia especial» de ‘Diez y nueve. Autorretrato con herida’.

Con ‘Coming Ashore’, ganador en la sección Realidades, el premio al mejor corto riojano fue para ‘TournÉes’, sobre el coltán en El Congo.

Fuente: larioja.com